×

Memoria de Pilar Heras

Autoría: Carlos Sánchez-Valverde y Miquel Gómez, Compañeros del GPS (Grupo de investigación de Pedagogía Social (GPS) para la cohesión y la inclusión social)

 

“Es fundamental que las propuestas educativas se lleven a término en la comunidad y por iniciativa de ésta, que no se compartimenten las acciones, que no se olvide la necesidad de contemplar el factor multicultural ni la conveniencia de tratarlo de forma integral, interrelacionándolo con las realidades existentes, y que además se atienda al ingrediente de futuro que representan las apuestas por la sostenibilidad, la calidad de vida y el bienestar de las personas, es decir, por el desarrollo humano”

Pilar Heras

El 27 de enero de 2019 nos dejó Pilar Heras i Trias. Falleció con poco más de 64 años y en pleno compromiso e implicación con la Pedagogía y la Educación Social: era directora del Grupo de Pedagogía Social (GPS), profesora de Educación y Pedagogía Social en la UB, directora del Master en Ejecución Penal en la Comunidad y Justicia Restaurativa, Directora General de Justicia Juvenil en el departamento de Justicia de la Generalitat de Catalunya, miembro de la SIPS (Sociedad Iberoamericana de Pedagogía Social), etc… Y sobre todo, una gran compañera y animadora.

Desde enero se han repetido actos de recuerdo y reconocimiento a su persona, su trayectoria, sus aportaciones, por toda a la geografía catalana. El último fue el que se realizó el 18 de junio en la Facultad de Educación de la UB, que es el que nos servirá de hilo conductor para poner en valor algunos de los particulares de esta mujer, pedagoga, impulsora y referente de la Pedagogía Social en Catalunya. Su insistencia en los elementos que quedan recogidos en sus palabras que encabezan este recuerdo, son significativas: comunidad, acciones no compartimentadas, multiculturalidad, la sostenibilidad, la calidad de vida y el bienestar de las personas, etc…, que nos sitúan frente a una de las figuras más interesantes del panorama social y educativo de los últimos tiempos.

De izquierda a derecha: Núria Fabra (compañera del GPS), Ester Capella (Consellera de Justicia del gobierno catalán), Roser Boix (Degana de la Facultad de Educación de la UB), Isabel Vilafranca (Directora Departamento Teoría e Historia de la Educación) y Miquel Gómez (Jefe de estudios de Educación social).

Rescatamos en primer lugar unas palabras que hizo llegar al acto María Victoria Pérez de Guzmán Puya,[1] Presidenta de la SIPS:

“Pilar era una gran profesional y, sobre todo, una gran persona. Recordarla desde el punto de vista profesional es pensar en una persona incansable, comprometida socialmente y personalmente con las políticas de bienestar. Se pueden destacar de ella varias líneas de trabajo como educación ambiental, género y educación, desarrollo comunitario; pero es sin duda el bienestar social lo que le impulsaba a ser una profesional con gran fuerza y coraje.

Su deseo por lograr una sociedad más justa, cohesionada y equitativa la llevó a trascender los muros académicos para adentrarse en el mundo de la política, transfiriendo los contenidos teóricos en prácticas –y políticas- educativas orientadas a mejorar las oportunidades para la juventud que, cumpliendo medidas penales, están en riesgo de exclusión social. Sus aportaciones en el ámbito científico y en la política social se concretaron en el desempeño de numerosos cargos de relevancia y en un nuevo estilo de hacer política social, pues siempre lo hacía con una mirada educativa y transformadora”.

Adela Casals i Jorba, con la complicidad del grupo de las Maleducadas, Noèlia Bardés i Llorensí, María José Núñez, Laia Artigal, Núria Font, Anna Malagrida, Núria Martínez, todas ellas estudiantes de la segunda promoción de la Diplomatura de Educación Social de la UB, allá por el 1993, nos decía:

“Te recordamos también por hablarnos de cosas vivas, de tu militancia, de la acción ecologista, del movimiento feminista. Te recordamos en las manis…, nos transmitías esas ganas de vivir y cambiar las cosas.

Pilar nos acompañaba no sólo como estudiantes, sino que también sabía hacer el papel de cómplice en este ambiente hostil para según qué cosas, como los temas de machismo. Y es que … por si no lo sabíais o no os lo han explicado, hace mucho tiempo … en esta casa, hubo durante un par o tres de años, un grupo secreto de acción directa feminista llamado Brujas lilas.

Como era secreto, yo no tengo ni idea de quién era (y si lo supiera tampoco os lo diría, claro). Pero lo que sí sé, es que Pilar lo sabía. A ver. Simpatizábamos, con las Brujas Lilas, porque hacían cosas que nos encantaban a muchas, como evaluar el profesorado en materia de género (con nota) en la época de evaluaciones. Buf… no veas como estaba el patio! … suspendían un montón. O descolgar una pancarta feminista gigante de la torre más alta del edificio de letras”.

Algunas integrantes del GPS. De izquierda a derecha: Xus Igual, Esther Gil, Sandra Costa, Núria Fabra y Pilar Heras.

Sandra Costa, alumna de Educación Social de la primera promoción (1992) de la UB, y luego compañera de despacho como profesora, no acercó a otro “scherzo” de esta poliédrica persona y profesional:

“Ella fue una de las profesoras que más me inspiró en la educación social, me abrió los ojos a la perspectiva de género, me animó a escribir y publicar, me ayudó a construirme como educadora … No sólo nos enseñó mucho, académicamente hablando; le debemos mucho a Pilar! Ella me cambió la mirada, ha sido una gran luchadora, que nos dejó una fuerte huella: era cercana, humana, una gran mujer y referente en muchas luchas…

Inspiración, apertura, nuevas miradas, compromisos y luchas, punto de referencia, inteligencia y sabiduría, respeto, estímulo, facilitación, educación… con todo esto la Pilar nos interpeló. Después de pasar por las diferentes asignaturas que ella impartía -Sociología de la educación, Educación intercultural y Educación ambiental-, y después de viajar a Nicaragua para hacer las prácticas, fui interiorizando su maestría. De aquella profesora que, como yo, venía de pueblo y tenía un hablar que no era de Barcelona, ​​fui aprendiendo cómo analizar la realidad desde la crítica a los modelos hegemónicos y androcéntricos de las relaciones sociales, y empecé a comprender las dinámicas generadoras de desigualdad social entre el centro y la periferia.

./.

Para ella la educación, tuviera el apellido que tuviera: social, ambiental, sostenible, intercultural para la solidaridad, para la cooperación, etc., y fuera cual fuera el contexto de actuación, es siempre acción política destinada a transformar las realidades sociales.

Con Pilar dialogábamos, hablando sin parar, y nos repetíamos que queríamos ser utópicas, idealistas, rebeldes, inconformistas… Nos ayudaba a situarnos desde la educación social, no como quien tiene que resolver los grandes problemas de nuestra humanidad, sino como quien debe posibilitar los espacios de encuentro, las relaciones basadas en el respeto y la igualdad, el acompañamiento de procesos, la facilitación de los espacios de participación, de escucha, de acogida, y la apertura de caminos de liberación personal, social y colectivo.

El legado de la Pilar tiene muchas piezas, colores y matices; es un mosaico donde la diversidad tiene una importancia capital. La educación ambiental, la sostenibilidad y la reivindicación por el decrecimiento eran algunos de los conceptos que ella desarrolló largamente; y el medio, entendido en un sentido amplio, empapaba trabajos de investigación, artículos, y docencia con una mirada global y local. La suya era una visión ecológica de la educación, en la que los diferentes elementos del “ecosistema” están en constante interacción tanto con respecto a la biocenosis o los organismos vivos (los sujetos) como al biotopo (los escenarios de la vida por donde pasan las personas).

Hemos aprendido de ella el arte de transformar detalles aparentemente insignificantes en indicios que permitan reconstruir toda una historia; o, como dice Morin y la paleontología, la serendipia. Pilar ha tenido el don de hacer de las vidas cotidianas contextos reales de aprendizaje. Nos ha enseñado a comprender mejor, más consciente y más críticamente el particular para ir al colectivo, al comunitario y al global para promover acciones transformadoras concretas”.

Núria Fabra, en un recuerdo que casi podría constituir en sí mismo un homenaje, nos acercó a su historia profesional y académica, a sus referentes, a sus propuestas.

Y así nos recordaba que Pilar Heras:

“Defendía que la Universidad era responsable de ser un agente de transformación social, un espacio privilegiado de investigación y reflexión para contribuir a la mejora de las políticas sociales y educativas. Rehuía del falso academicismo y de las luchas de poder. Sus causas tenían que ver con el sentido de las cosas, con las personas y con la mejora de la calidad de vida, especialmente la de las más vulnerables. Así pues sólo hacía investigación y publicada cuando su obra podía aportar algo tangible y menudo optaba por publicaciones no indexadas, y, por tanto, sin factor de impacto académico, pero sí, en cambio, con un fuerte impacto social, ya que eran leídos y escuchados por los colectivos profesionales. Seguramente por eso era tan crítica con los actuales modelos de evaluación universitaria. Quizá por eso no obtuvo lo que hubiera sido una merecida cátedra en Pedagogía Social”.

Refiriéndose a sus referentes, nos hablaba de cómo era una de las herederas de Alexandre Sanvisens o de Antoni Petrus. Y sobre su manera de entender la Pedagogía y la Educación Social, nos recordaba la diversidad de las fuentes en la que bebía:

“Fiel discípula al Dr. Sanvisens, tenía una mirada pedagógica abierta Y SOCIAL. Contribuyó a poner nombre al paradigma de la complejidad, siempre decía: no es una teoría, es un paradigma una manera diferente de analizar la realidad, de entender e interpretar el mundo y sus diferentes realidades que nos lleva a hacer de maneras diferentes. Citaba Morín como referente teórico y ella hacía su particular lectura pedagógica. Cuando se dirigía a los estudiantes empleaba, a menudo un ejemplo: escriba en un papel una frase para describir ¿qué os viene a la cabeza cuando os digo que es una isla para vosotros? En un momento tenía la pizarra llena de nombres, adjetivos, imágenes … que iba clasificando por categorías y en un santiamén podía demostrar como la mirada sobre las cosas depende de nuestras experiencias previas, de nuestros sentimientos, de nuestros valores , de nuestra forma de relacionarnos ….

Para Pilar la Pedagogía Social tenía que ver con los procesos de socialización y el cómo entenderse con uno mismo, con los demás y con el entorno, La Pedagogía Social para Pilar era un campo muy amplio de trabajo: el feminismo, la ecología, pero sobre todo, el desarrollo personal y social. El acceso a la cultura como herramienta para capacitar a las personas para la toma de decisiones. El acompañamiento a la comunidad para desarrollar la convivencia. El ejercicio de la ciudadanía desde el respeto a los derechos y las libertades individuales y colectivas.

Había estudiado los clásicos y seguía con interés y escucha activa a sus contemporáneos (Caride, Ortega, Trilla, Petrus, entre otros), a menudo molesta por la ausencia de mujeres fuertes en el establishment académico. Contribuyó con compromiso y trabajo a desarrollar primero la Diplomatura y luego el Grado en educación social en el contexto universitario. Convencida de la importancia de acercar la Universidad al campo profesional y construir juntos el cuerpo teórico de la Pedagogía Social.

En todos sus cursos, fuera cual fuera la materia, introducía la perspectiva ética. Sin ética no se puede educar, decía. Para ella la educación tenía que ver con escuchar, observar, pensar y actuar, y este proceso no se puede hacer sin poner de marco regulador los derechos y las libertades de las personas. Había trabajado con Joan Canimas, escuchaba con atención a Adela Cortina, y tenía un discurso propio muy elaborado en torno a la defensa de los derechos y las libertades de las personas. Había reflexionado en torno la autonomía y la convivencia. Para ella la ética nos situaba en la responsabilidad de pensar antes de hacer y nos colocaba en el lugar de acompañar y dejar hacer.

Sería su carácter ampurdanés, el efecto de la tramontana que la hacía capaz de cambiar todo. Siempre decía que es tan importante aprender cómo desaprender, construir significa volver a empezar.

Otro de los rasgos diferenciales de la pedagogía social de Pilar era el vínculo entre educación y política. Preocupada por la globalización leía con atención Canclini, Baumann y tantos otros, defendiendo la necesidad de no perder la perspectiva, ser consciente de las diferencias norte sur, de la fuerza del poder y de sus efectos en las desigualdades. De analizar cómo las tecnologías impactan en las relaciones, como el individualismo destruye la cooperación y la comunidad. Trabajó durante muchos años por la defensa de las políticas sociales como herramienta de transformación social: dar la palabra y las herramientas para paliar las desigualdades. Pilar no defendía un modelo de servicios sociales inacabable, criticaba con firmeza el exceso de especialización, la mirada sesgada, no creía que la mejora de las políticas sociales se basase en el despliegue interminable de recursos especializados. Defendía que las personas deben estar en el centro de las políticas y que tienen derecho a respuestas integrales. Consideraba tanto importante incidir en las causas como paliar sus consecuencias. Así, a pesar de su marcada mirada como mujer, había defendido la atención psicoeducativa a los hombres que maltratan y la educación como respuesta a los jóvenes infractores.

Seguía con atención a Montagut, Subirats, Brugué, Fontova, Adelantado y contribuía a la reflexión sobre qué modelo de políticas sociales queremos. Para ella la pedagogía social tenía mucho que decir en las políticas sociales y en las políticas de desarrollo cultural y de ciudadanía. Creía en las políticas arraigadas en el territorio, las respuestas locales que mejoran el mundo global. Hay que dar voz a las personas y contar con las mujeres como agentes de transformación del territorio”.

En relación a su liderazgo en el GPS rescató cómo:

“Facilitó que buenos profesionales se incorporaran al grupo de investigación y ofrecieran su experiencia a los estudiantes de educación social, ya que para ella la reflexión teórico práctica era una clave que no se podía olvidar. Esta apuesta en algunos momentos complicó los requisitos de evaluación académica, pero en cambio permitió hacer aportaciones que han tenido eco en muchos contextos profesionales y nos ha permitido ofrecer una formación desde la reflexión acción”.

Pilar Heras junto a un grupo de colegas

Su faceta de compromiso social y con la acción política era sacada a colación en sus palabras desde el recuerdo de como defendía que:

“Las políticas no se pueden hacer desde fuera ni desde arriba. Sabía poner la academia junto a las personas y al servicio de las personas. Como hizo con la casa del agua en la Trinitat Nova. Alertaba de los peligros de las excesivas burocratizaciones y decía que sólo desde la interrogación se podían mejorar las políticas porque siempre tenemos que saber el porqué de las cosas. Sus trabajos siempre tenían incidencia social y política, siendo herramientas de transformación social.

Convencida de que la justicia es una política social de base, se implicó a fondo, incluso asumiendo responsabilidades políticas. Con ella, aunque desde la academia, hicimos la evaluación del programa Reincorpora y pudimos trabajar conjuntamente con la Fundación “la Caixa” el embrión del AVANT, un proyecto de preparación de la salida de prisión. También trabajamos el dossier: la reinserción postpenitenciaria una tierra de nadie que fue una herramienta de reflexión y trabajo para construir un plan de apoyo a las personas en la finalización de las medidas penales. La importancia de la comunidad y de la corresponsabilidad ponía en el centro la complejidad de los procesos de reinserción, no basta con la rehabilitación, hay que pensar en la reinserción. Después, ya desde la administración, contribuyó a revisar el modelo de atención de la justicia juvenil, a poner en valor la educación. También contribuyó a repensar como atender a las víctimas. Con su feminista mirada a las víctimas de violencia aportó muchos elementos en la construcción de un modelo propio”.

Finalmente, Núria Fabra nos acercó la palabra de la misma Pilar, recordándonos una de sus dinámicas en clase, que la Pilar llamaba Reflexiones a compartir y que dice así:

  • La educación es reflexión y acción social. Educar es prepararse para decidir.
  • Hace falta una educación amplia, ambiental, ética, política, con perspectiva de género, una educación orientada a la transformación, por la diversidad y la diferencia.
  • Una educación permanente, a lo largo de la vida.
  • Hay que enseñar a:
  • pensar, darse cuenta, actuar,
  • aprender y desaprender,
  • comprometerse, compartir, construir.
  • ¿Qué debe aportar la educación?:
    • ayudar a cambiar el punto de vista,
    • cambiar las acciones para construir una sociedad mejor a través de acciones comunitarias, de participación y de sostenibilidad.

Y cómo más adelante incidía siempre que la educación va ligada a la ética, y que tiene que ver con:

  • El ejercicio de garantizar los derechos y libertades fundamentales.
  • Garantizar la dignidad de las personas, su bienestar con respecto a su autonomía y libertad.
  • Disponer de igualdad de oportunidades. Ser responsable.

Y finalmente, cómo ponía siempre de manifiesto su compromiso político y defendía que educar es hacer política:

  • En una democracia las personas deben poder decidir hacia donde quieren que vaya su vida individual y social. la participación de la ciudadanía es el valor que hace que haya democracia y que no haya unos que deciden por los otros.
  • Decidir para construir: queremos decidir nuestro futuro con más recursos para tener un país con más políticas sociales y más sostenible.

En su intervención, María Comín, que había coincidido con ella en proyectos de cooperación internacional potenciados por la UB, empezó recordando unas palabras de Paulo Freire como manera de enmarcar a la Pilar:

“La educción es un acto de amor y, pues, un acto de valor. No puede tener miedo del debate, del análisis de la realidad; no puede huir de la discusión creadora, si no quiere ser una farsa”.

María puso en valor cómo:

“Juntas y trabando vínculos con otras personas dimos forma y espíritu a un proyecto que hubiera podido convertirse simplemente una colaboración tecnocrática. Trabajamos y luchar para que la formación fuera una herramienta liberadora y la cooperación una experiencia transformadora. El camino no fue fácil, lleno de dificultades de todo tipo, pero estas dificultades hacían crecer nuestra amistad. Y también satisfactorio, se formaron alrededor de 900 personas en 5 países. En este camino aprendimos el sentido profundo de la cooperación y de la colaboración, aprendimos a entender y aceptar a los diferentes, que la lucha por la igualdad no es caridad ni buenas obras. Que hay que meterse en el barro para transformar este mundo. E hicimos frente a un tema que ahora está mucho más aceptado, la desigualdad y dominio por razón de género. Este fue uno de nuestros caballos de batalla en el proyecto”.

Acabó su intervención con un acto de reconocimiento a la actitud respetuosa de Pilar en lo social y lo político de actualidad y recordó cómo:

“Disfrutaba mucho cuando me contabas cómo me reivindicabas como amiga con divergencias ideológicas, porque veíamos las cosas diferentes respecto al proceso y Cataluña, pero cómo eso no había dañado nuestra amistad”.

El acto también contó con la intervención de la Dra. Isabel Villafranca, directora del departamento de Teoría i Historia de la Educación de la UB, quien hizo un recorrido sobre las fuentes y corrientes de la pedagogía social en las que bebió, y como partiendo de Nartop,

“… reivindicó el espíritu creador e innovador de la conciencia humana en la transformación social y comunitaria y lo llevó a la pedagogía y la educación social”.

Y en relación a ello y a la aparición de la pedagogía social, Isabel nos ilustró sobre cómo,

“La Pedagogía Social significó un giro epistemológico de la generación de 1914 que, liderada por Ortega y Gasset, reivindicó la vertiente necesariamente social de la acción educativa. La propia María de Maeztu, pedagoga comprometida con la Segunda República que tuvo que exiliarse después de la derrota…, discípula de Ortega y de Natorp en Marburg, afirmó el talante epistemológico de la pedagogía social. Así la definió como “el estudio de modo riguroso y preciso de la relación mutua entre educación y comunidad. La pedagogía social exige, por un lado, que la educación del individuo sea condicionada socialmente en todas sus direcciones, y por otro, pide una formación humana de la vida social que, a su vez, se ve condicionada por la educación de los individuos que en ella forman parte”.

Y en nuestro país, la pedagogía social fue prolongada después de la Guerra por el Dr. Alexandre Sanvisens, maestro también de Pilar.

Así, la pedagogía social nació, tal y como Pilar Heras defendía, como una mutua implicación entre individuo y comunidad, y esto articula el fundamento básico a partir del cual se irá construyendo un conocimiento de esta nueva ciencia de la educación. Desde entonces el fenómeno educativo no se puede desvincular de lo social y de la existencia de una comunidad, como inicio, proceso y fin último en que las personas deben integrarse y desarrollar. Así lo explica la propia María de Maeztu: “La pedagogía social no introduce a posteriori a los individuos a la comunidad sino que afirma que el individuo humano sólo es y puede ser dado en la comunidad humana y mediante ella”. En realidad, y frente a la propuesta roussoniana de educar aisladamente al educando, la pedagogía social defiende, que el mundo social es primero y anterior al mundo individual y moral. El mundo social, así entendido, es condición de posibilidad del mundo moral.

Y ese es el legado más importante que nos ha dejado Pilar, la importancia de vivir la relación educativa y la acción pedagógica como una vinculación necesaria entre el individuo y la comunidad. Pilar entendió que la educación es un proceso de inserción del educando en una comunidad, de socialización, y de apropiación de esta comunidad. La dicotomía individuo-comunidad no era para ella una antinomia educativa, sino más bien una relación de suposición mutua. A la postre, su fundamentación científica descaso en base a la intersubjetividad de la conciencia humana. En definitiva, Pilar Heras nos recordó la importancia que tenía la acción educativa como una necesaria vinculación entre individuo y comunidad, porque sin individuos no hay proyecto comunitario, y no hay comunidad sin individuos. Por eso su tarea académica traspasó los umbrales universitarios y se comprometió políticamente con la ciudadanía y la comunidad.

Pero a pesar de su desaparición, y de que ya no está entre nosotros, su legado científico-académico permanecerá para siempre”.

Y finalmente intervinieron Roser Boix, Decana de la Facultad de Educación de la UB, y de la Honorable Senyora Ester Capella, consellera de Justícia de la Generalitat de Catalunya.

Para acabar se pasaron algunos vídeos sobre diferentes momentos de su vida y escuchamos su voz en algunas de las canciones que cantó con el grupo Indika, en los años 70.

Adiós Pilar! Tu recuerdo y tu discurso nos acompañarán siempre.


Un pequeño resumen de su obra y de su aportación discursiva a la Educación y Pedagogía Social, basado en Dialnet, ordenado en sentido cronológico inverso en cada uno de los apartados:

  • Artículos de revistas (tanto individuales como colectivos)

La reinserción social postpenitenciaria: un reto para la educación social

Nuria Fabra Fres, Pilar Heras i Trias, Sónia Fuertes Ledesma

RES: Revista de Educación Social, ISSN-e 1698-9007, Nº. 22, 2016 (Ejemplar dedicado a: La Educación Social en centros penitenciarios), págs. 143-157. Resumen. Texto completo

Inserción laboral de personas que cumplen medidas penales

Nuria Fabra Fres, Pilar Heras i Trias, Miquel Gómez Serra, Oriol Homs Ferret

RES: Revista de Educación Social, ISSN-e 1698-9007, Nº. 22, 2016 (Ejemplar dedicado a: La Educación Social en centros penitenciarios), págs. 182-197. Resumen. Texto completo

La Evaluación Participativa de acciones comunitarias como metodología de aprendizaje para el empoderamiento personal y comunitario: estudio de casos y procesos de empoderamiento

Xavier Úcar, Pilar Heras i Trias, Pere Soler Masó

Pedagogía social: revista interuniversitaria, ISSN-e 1989-9742, Nº. 24, 2014 (Ejemplar dedicado a: Evaluación participativa y empoderamiento), 27 págs. Resumen. Texto completo

Abrimos la puerta a la rehabilitación, una experiència de sensibilización social

Nuria Fabra Fres, Pilar Heras i Trias, Esther Gil Pasamontes, Miquel Pongiluppi Pagès

RES: Revista de Educación Social, ISSN-e 1698-9007, Nº. 18, 2014 (Ejemplar dedicado a: VI Congreso Estatal de Educación Social: Nuevas Visiones para la Educación Social, experiencias y retos de futuro). Texto completo

Educar para la sostenibilidad en los territorios y participar colectivamente para unas sociedades mejores

Pilar Heras i Trias, María Comín i Oliveres, Nuria Fabra Fres, Esther Gil Pasamontes

RES: Revista de Educación Social, ISSN-e 1698-9007, Nº. 18, 2014 (Ejemplar dedicado a: VI Congreso Estatal de Educación Social: Nuevas Visiones para la Educación Social, experiencias y retos de futuro). Texto completo

Reforçar l’Estat del Benestar per aconseguir una societat més justa i cohesionada

Activitat Parlamentària, ISSN-e 1577-7162, Nº. 14, 2008 (Ejemplar dedicado a: Polítiques socials), págs. 35-47. Texto Completo Ejemplar

Una experiència de cooperació transformadora

Perspectiva social, ISSN 0210-0436, Nº. 43 (1º SEMESTRE), 2000, págs. 61-76

Cooperación y género

Cuadernos de pedagogía, ISSN 0210-0630, Nº 249, 1996, págs. 54-55

Els estudis universitaris en educació social. (O allò que ja sabem i del que sovint no parlem)

Temps d’Educació, ISSN 0214-7351, Nº 15, 1996, págs. 147-154

A l’entorn de l’educació i el medi. Elements per a l’obertura del concepte d’educació ambiental. Presentació

Temps d’Educació, ISSN 0214-7351, Nº 13, 1995, págs. 9-12

Entrevista a la professora Michela Mayer

Temps d’Educació, ISSN 0214-7351, Nº 13, 1995, págs. 45-55

Educació Ambiental i cooperació internacional, una relació pedagògico-social

Temps d’Educació, ISSN 0214-7351, Nº 13, 1995, págs. 97-108

El medi ambient i el desenvolupament, l’economia i l’educació. Quina economia i quina educació?

Temps d’Educació, ISSN 0214-7351, Nº 11, 1994, págs. 185-190

Educació ambiental: El medi ambient, quelcom més que un recurs didàctic. Algunes reflexions després de Rio 92 (i III)

Perspectiva escolar, ISSN 0210-2331, Nº 173, 1993 (Ejemplar dedicado a: Excursionisme: sortir de l’escola), pág. 68. Texto Completo Ejemplar

Educació ambiental: Les propostes del Fòrum Global i els eixos transversals de la Reforma

Perspectiva escolar, ISSN 0210-2331, Nº 172, 1993 (Ejemplar dedicado a: Aprendre amb bicicleta), pág. 61. Texto Completo Ejemplar

Educació ambiental: caviar el punt de vista i canviar la intenció. Algunes reflexions després de Rio 92

Perspectiva escolar, ISSN 0210-2331, Nº 171, 1993 (Ejemplar dedicado a: El dibuix), pág. 58. Texto Completo Ejemplar

Contribució de l’Educació Ambiental

Marina Mir, Martí Boada, Josep Planas, Pilar Heras i Trias

Estris: revista d’educació en el lleure, ISSN 1699-1486, Nº. 50, 1991 (Ejemplar dedicado a: Educació Ambiental), págs. 8-9

  • Colaboraciones en obras colectivas

La participación de todos los agentes intervinientes como base metodológica en la investigación aplicada: un caso práctico

Miquel Gómez Serra, Pilar Heras i Trias, Esther Gil Pasamontes

En La crisis social y el estado del bienestar: las respuestas de la Pedagogía Social / coord. por Susana Torío López, Omar García Pérez, José Vicente Peña Calvo, Carmen María Fernández García, 2013, ISBN 978-84-16046-01-0, págs. 89-93. Texto Completo Libro

Una propuesta de ética de la responsabilidad y del compromiso aplicada al quehacer cotidiano desde la pedagogía social

Pilar Heras i Trias, Asun Llena Berñe, Esther Gil Pasamontes, Sandra Costa Camara

En La crisis social y el estado del bienestar: las respuestas de la Pedagogía Social / coord. por Susana Torío López, Omar García Pérez, José Vicente Peña Calvo, Carmen María Fernández García, 2013, ISBN 978-84-16046-01-0, págs. 94-98. Texto Completo Libro

Importancia de los procesos en una investigación europea sobre derechos humanos

Pilar Heras i Trias, Nuria Fabra Fres, Esther Gil Pasamontes, Anna Martin Pujol

En La Pedagogía Social en la Universidad. Investigación, Formación y Compromiso / coord. por Sonia Morales Calvo, Juan Lirio Castro, Rosa María Marí Ytarte, 2012, ISBN 978-84-7642-908-2, págs. 215-222

Educación ambiental y materiales didácticos. Una visión del estado

En Materiales y recursos didácticos en contextos comunitarios / coord. por Manuel Area Moreira, Artur Parcerisa Aran, Jesús Rodríguez Rodríguez, 2010, ISBN 978-84-7827-930-2, págs. 267-272

La acción política y la acción comunitaria

En La acción política desde la comunidad: análisis y propuestas / coord. por Pilar Heras i Trias, 2008, ISBN 978-84-7827-653-0, págs. 15-38

A modo de epílogo: pedagogía social y acción política en la comunidad. ¿Qué pedagogía social?

En La acción política desde la comunidad: análisis y propuestas / coord. por Pilar Heras i Trias, 2008, ISBN 978-84-7827-653-0, págs. 149-158

Jóvenes en conflicto con la justicia: un camino hacia la inclusión social

Carme Panchón i Iglesias, Pilar Heras i Trias, Judit Pruna

En Malestares: infancia, adolescencia y familias / coord. por Cristina Brullet Tenas, Carmen Gómez-Granell, 2008, ISBN978-84-7827-626-4, págs. 281-304

Comunidad, desarrollo, participación…: la necesidad de la mirada pedagógica

Sandra Costa, Esther Gil Pasamontes, Pilar Heras i Trias, María Jesús Igual, Asun Llena Berñe

En Educación social, animación sociocultural y desarrollo comunitario / coord. por Xosé Manuel Cid Fernández, Américo Peres, Vol. 1, 2007, ISBN 978-84-8158-3496, págs. 67-80

Gènere i educació

En Repensar la pedagogia, avui / coord. por Joan Mallart i Navarra, Marta Teixidó i Clavero, Conrad Vilanou, 2001, ISBN84-7283-609-6, págs. 183-188

Presentació

Pilar Heras i Trias, Conrad Vilanou

En Pedagogia amb veu de dones / coord. por Pilar Heras i Trias, Conrad Vilanou, 1999, ISBN 84-475-2315-2, págs. 11-12

Pedagogía ambiental y educación social

En Pedagogía social / coord. por Antonio Juan Petrus Rotger, 1997, ISBN 84-344-2609-9, págs. 268-291

La educación discriminatoria por razón de sexo

En La educación moral : perspectivas de futuro y técnicas de trabajo / coord. por Miquel Martínez Martín, Josep Maria Puig Rovira, 1991, ISBN 84-87470-13-0, págs. 183-188

  • Libros

Competencia mediática: investigación sobre el grado de competencia de la ciudadanía en España

Ministerio de Educación Cultura y Deporte, 2011. ISBN 978-84-369-5180-6. Resumen

Dona i educació a Catalunya: (una mirada al sexisme educatiu des d’una pedagogia social no androcèntrica. Universitat de Barcelona, 1992. ISBN 84-7875-492-X

  • Tesis (propia)

Dona i educació a Catalunya: una mirada al sexisme educatiu des d’una pedagogia social no androcèntrica. ‘Mujer y educación en Cataluña: una mirada al sexismo educativo desde una pedagogía social no androcéntrica’. Universitat de Barcelona (1991). Resumen

  • Tesis dirigidas

Polítiques educatives en contextos interculturals comunitaris

María Jesús Igual. Universitat de Barcelona (2018). Resumen

La participació en la construcció de les polítiques socials. Una mirada des de la pedagogia social

Nuria Fabra Fres. Universitat de Barcelona (2017). Resumen. Tesis en acceso abierto en: TDX

L’ autobiografia en els processos de construcció del jo en la recerca de la reflexibitat: la narració del sí – mateix al servei de la transformació i la resiliència

Jordi Bonaterra. Tesis doctoral dirigida por Pilar Heras i Trias (dir. tes.), José Luis Medina Moya (tut. tes.). Universitat de Barcelona(2017).
Josefina Recasens. Universitat de Barcelona (1996). Resumen

  • Coordinación de Obras Colectivas

La acción política desde la comunidad: análisis y propuestas

Graó, 2008. ISBN 978-84-7827-653-0

Pedagogia del segle XX en femení.

coord. por Pilar Heras i Trias, Conrad Vilanou. Universitat de Barcelona, 2000. ISBN 84-475-2502-3

Pedagogia amb veu de dones.

coord. por Pilar Heras i Trias, Conrad Vilanou. Universitat de Barcelona, 1999. ISBN 84-475-2315-2

 


[1] Y que fueron leídas por Miquel Gómez, Jefe de Estudios del Grado de Educación Social de la UB.