×

Uso y percepción de las TIC por educadores y educadoras sociales en su tarea profesional

Autoría: Alejandro Martínez Pérez. Educador Social y Pedagogo. Orientador laboral con jóvenes y profesor asociado en la Universidad de Burgos

Resumen

Fruto del Trabajo Fin Máster se recogen y analizan algunos aspectos sobre las TIC y la educación social. Los datos han sido recopilados en los meses de mayo y junio de 2014, mediante un cuestionario online de participación voluntaria. En el estudio se abordan las principales percepciones que tiene este colectivo profesional sobre las Tecnología de la Información y la Comunicación, ahondando especialmente en las competencias que establece la ANECA en su Libro Blanco para los Graduados y Graduadas en Educación Social. También se recogen los usos que dan los profesionales  a estas herramientas TIC en su tarea diaria.

Palabras clave

  1. Introducción

Como parte del Trabajo Fin de Máster Educación y Tecnología: contenidos y estrategias Digitales, cursado a través de la UNED, se ha desarrollado el área de  las tecnologías de la información y la comunicación y su relación con la educación social.

A lo largo del trabajo se analiza la importancia de las TIC entre y para los y las profesionales de la Educación Social. Posteriormente, se ha elaborado un recurso de formación elearning a través de la plataforma Moodle sobre TIC y educación social.

Educación Social y nuevas tecnologías han estado íntimamente ligadas. Desde su creación como Diplomatura Universitaria se establece en el Plan de Estudios, como asignatura troncal, la de “Nuevas tecnologías aplicadas a la educación(Real Decreto, 1991)

Grupo alumnos con ordenadores

En la actualidad, ya como Grado Universitario, encontramos asignaturas relacionadas con las TIC y la Educación Social en la mayoría de universidades que imparten la titulación.

No en vano, el Libro Blanco de los títulos de Pedagogía y Educación Social, publicado por la ANECA (2005), con consideraciones sobre los nuevos Grados para su adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, ya propone como competencia transversal para la nueva titulación Educación Social la Utilización de las TIC en el ámbito de estudio y contexto profesional, considerando las TIC como herramientas “decisivas” y “esenciales” (ANECA, 2005, p.151)

Esta misma publicación, propone como una de las competencias específicas al título de Grado en Educación Social la siguiente: utilizar y evaluar las nuevas tecnologías con fines formativos.

Alguna muestra más sobre el interés y utilidad que despiertan las TIC en el ámbito de la educación social podemos encontrarla en las acciones formativas presenciales que se han llevado a cabo en diversos colegios profesionales como el de Castilla y León o el de Galicia bajo el título: “Educación social y TICs: la red como un espacio más de intervención.” (CEESCYL, 2012 y CEESG, 2013)

Otro ejemplo más lo podemos encontrar en el último Congreso Estatal de Educación Social, celebrado en Valencia en 2012. En el mismo, se dio cabida al Encuentro Estatal de profesionales de la comunicación y la Educación Social, que reúne a webmasters y bloggers  del ámbito de la Educación Social. Además, entre los talleres programados en el Congreso se encuentra el de “las TIC al servicio del ciudadano: riesgo, libertad, creatividad”. (CGEES, 2012)

Dada esta estrecha relación entre Tecnologías de la Información y la Comunicación y la educación social nos ha resultado interesante ahondar en los usos y percepciones que los profesionales tienen de las mismas.
 

  1. Objetivos de la investigación

Objetivo General:

–           Examinar el uso de las TIC por los educadores y educadoras sociales en su actividad profesional.

Objetivos Específicos:

–           Analizar las necesidades de uso de las TIC en la tarea profesional de los Educadores y Educadoras Sociales.

–           Identificar  las diferentes percepciones sobre TIC entre este grupo de profesionales.
 

  1. Metodología de la investigación

La recogida de datos se realizó mediante un cuestionario online, creado a través de la herramienta Google Drive, sencillo de completar, al cual se accedía desde un enlace con una dirección de internet.

El cuestionario se diseñó de manera que garantizase el anonimato de las personas participantes. Contaba con cuatro  apartados principales: datos profesionales (años de experiencia, relación con la educación social, Comunidad Autónoma de trabajo y residencia y colectivos con los que desarrolla su labor profesional); valoración de las TIC; uso de las TIC en su profesión; valoración de la formación elearning.

Las personas participantes debían valorar su grado de acuerdo sobre una serie de afirmaciones en una escala del 1 al 5.

De cara a obtener la representatividad del colectivo, se contactó con los Colegios Profesionales presentes en España y, en aquellas comunidades autónomas donde no existen, con las Asociaciones Profesionales de Educación Social. Se solicitó a estas entidades el reenvío del cuestionario a sus colegiados y colegiadas a través del email. Además se contó con la colaboración en la difusión del cuestionario con páginas web, blogs y perfiles en las redes sociales representativos de la profesión.

Los datos de la encuesta se recopilaron entre los meses de mayo y junio de 2014 mediante muestreo de sujetos voluntarios.
 

  1. Perfil de participantes

La participación por parte de los y las profesionales de la educación social fue buena, 319 personas completaron el cuestionario.

Entre los participantes se encuentran educadores y educadoras sociales de las diecisiete comunidades autónomas así como de las ciudades de Ceuta y Melilla.

La mayoría de las participantes han sido mujeres, con un 73% frente al 27% de hombres. Las edades varían entre los 22 y los 59 años. Lo mismo ocurre con los años de experiencia en la profesión, encontramos participantes con menos de un año de experiencia junto a otros con más de treinta.

La mayoría de participantes son diplomados o diplomadas en educación social (189), le siguen las personas habilitadas por algún Colegio Profesional para ejercer como tal (88), los graduados (30) y 13 personas con otra relación con la profesión (estudiantes, profesorado, doctorados).


 

Respecto a los colectivos con los cuales desarrollan su labor profesional, hemos de indicar que se permitía señalar más de uno, atendiendo a la realidad de la educación social, donde el día a día de los y las profesionales es flexible.

Más de la mitad de los participantes (51%) señaló juventud, seguido por infancia (45%) y riesgo social (41%). Le siguen, a bastante distancia mujer, inmigración, mayores o el trabajo en la educación formal.

  1. Valoración de las TIC

Se seleccionaron una serie de cuestiones que se consideraron de interés y, además, se valoraron dos competencias TIC propuestas por la ANECA (2005) para los nuevos graduados y graduadas en Educación Social.

A continuación mostramos los resultados obtenidos en el cuestionario para las preguntas realizadas sobre valoración de las TIC con carácter general:

  • Los educadores y educadoras sociales utilizan frecuentemente las TIC porque son útiles para su labor profesional: mayor grado de acuerdo 59%, grado intermedio 27 %, menor grado de acuerdo 14%.
     
  • La formación en el uso de las TIC es insuficiente: mayor grado de acuerdo 62%, grado intermedio 25 %, menor grado de acuerdo 13%.
     
  • El colectivo y usuarios a los que dirijo mi trabajo son susceptibles de utilizar TIC: mayor grado de acuerdo 58%, grado intermedio 21 %, menor grado de acuerdo 21%.
     
  • Las TIC implican el conocimiento de cuestiones legales (protección de datos, registros en portales…): mayor grado de acuerdo 80%, grado intermedio 12 %, menor grado de acuerdo 8%.
     
  • Las TIC implican la necesidad de contar con expertos en ellas para poder utilizarlas: mayor grado de acuerdo 27%, grado intermedio 32 %, menor grado de acuerdo 41%.
     
  • En la educación no formal las TIC pueden ser un medio didáctico: mayor grado de acuerdo 93%, grado intermedio 5 %, menor grado de acuerdo 2%.
     
  • Las TIC suponen un sistema de comunicación frío y distante: mayor grado de acuerdo 11%, grado intermedio 28 %, menor grado de acuerdo 61%.
     
  • El educador/a social debe tener una buena formación en TIC: mayor grado de acuerdo 89%, grado intermedio 8 %, menor grado de acuerdo 3%.

Como hemos mencionado anteriormente, se consultó respecto a competencias asociadas por la ANECA para estos nuevos graduados y graduadas en Educación Social.

Concretamente se preguntó acerca de la utilización de las TIC en el ámbito de estudio y contexto profesional, competencia considerada transversal por la ANECA.

Se formularon dos preguntas respecto a esta competencia:

  • El educador/a social debe poseer un buen manejo de las TIC en su profesión: mayor grado de acuerdo 87%, grado intermedio 12 %, menor grado de acuerdo 1%.
     
  • El educador/a social debe ser capaz de desarrollar proyectos educativos con TIC: mayor grado de acuerdo 82%, grado intermedio 15 %, menor grado de acuerdo 3%.

La ANECA también propone como una de las competencias específicas al título de Grado en Educación Social la siguiente: utilizar y evaluar las nuevas tecnologías con fines formativos. A la hora de analizarla, se dividió en dos cuestiones diferenciadas, obteniendo los siguientes resultados:

  • El educador/a social debe saber utilizar TIC con fines formativos: mayor grado de acuerdo 86%, grado intermedio 11 %, menor grado de acuerdo 3%.
     
  • El educador social debe saber evaluar las TIC con fines formativos: mayor grado de acuerdo 84%, grado intermedio 13 %, menor grado de acuerdo 3%.

A este respecto sí cabe destacar como en 2005, cuando se elaboró el Libro blanco de la titulación en el caso de la utilización de las TIC en el contexto profesional, sólo fue considerada esencial por un 27% de los Colegios Profesionales.

En cuanto a la competencia de utilizar y evaluar las TIC con fines formativos sólo 11% lo consideraron esencial en 2005, un 70 % complementaria y el 19% restante la consideraron irrelevante.

Los estudiantes de la titulación también tuvieron la oportunidad de evaluar estas competencias durante la elaboración del Libro Blanco, con unos resultados que no difieren ampliamente de los mostrados por los Colegios Profesionales, especialmente en la primera de ellas.

Respecto a la utilización de las TIC en el ámbito de estudio y contexto profesional un 27% lo consideran esencial, un 69% complementario y un 4% irrelevante.

La competencia acerca de utilizar y evaluar las nuevas tecnologías con fines formativos se valoró como esencial por un 31% de los titulados, complementaria por un 66% e irrelevante por un 3%.
 

  1. Uso de las herramientas TIC por educadores y educadoras sociales

En el cuestionario se analizaba el uso que los y las profesionales de la educación social hacen de las TIC en su trabajo.

Se proponían los siguientes usos: como herramientas de comunicación, herramientas de documentación, herramientas de formación, herramientas de administración, herramientas de gestión del tiempo, herramientas de trabajo colaborativo y herramientas de expresión.

El uso de TIC como herramienta de documentación es el que más respuestas favorables obtiene, donde un 89% de los participantes señalan los mayores grados de acuerdo. Señalábamos tareas como la búsqueda de información dentro de este uso.

Un 80% señaló usar ampliamente las TIC como herramienta de gestión, para tareas tales como carga de datos, presentación de informes, etc.

Le sigue el uso de las TIC como herramienta de comunicación (email, chat, videoconferencia…), respaldado por un 71 % de los participantes y como herramienta de formación por un 70%.

Más lejos está el uso como herramienta de atención, valorado su uso a niveles altos por un 51% de los encuestados. En este caso marcábamos tareas como la realización de seguimientos, tutorías, atención de consultas a través de las TIC, etc.

Por debajo de la mitad de los participantes están quienes usan las TIC a menudo como herramienta de trabajo colaborativo y herramienta de expresión (ambas con un 44%) y como herramienta de gestión del tiempo (43%). Cuando nos referimos a herramientas de trabajo colaborativo señalamos específicamente su uso para realizar trabajo grupal. Respecto a las TIC como herramientas de gestión valoramos su participación en blogs y web o debates en redes sociales de temática de la educación social.

Por último, cuando señalamos la gestión del tiempo hablamos de herramientas para organizar reuniones, calendarios online, etc.

  1. Valoracion del Elearning

En el cuestionario también se analizaba el conocimiento y la valoración que tienen los participantes de la formación elearning. Un 78% de las personas encuestadas ha realizado alguna vez formación en la modalidad de elearning y un 22% no lo ha hecho nunca.

En cuanto a la valoración de la misma, predominan quienes la consideran buena con el 54%, seguida de regular con un 26% y muy buena con un 14%. Un 2% la considera muy mala y un 4% mala. (Figura 4)

  1. Conclusiones

Las TIC en la actualidad son una herramienta imprescindible para cualquier profesional de la educación, y por supuesto, para los educadores y educadoras sociales.

Es complicado generalizar los resultados de la investigación debido a las características de la muestra, ya que se trata de participantes voluntarios en el cuestionario. No obstante, aportaremos algunas conclusiones que nos parecen interesantes.

Cabe destacar los cambios en la valoración de las competencias TIC propuestas por la ANECA desde el año de la elaboración del Libro Blanco hasta la actualidad. Al ser preguntados sobre la necesidad de saber utilizar y evaluar  las TIC en los contextos formativos que le son propios, los profesionales se muestran mucho más receptivos en la actualidad.

Puede reflejar una evolución de la presencia que estas tecnologías han tenido desde entonces hasta nuestros días. Ahora existen proyectos socioeducativos que actúan a través de las redes sociales, campañas sociales que se lanzan sólo a través de internet y profesionales de la educación social que tienen en las TIC su medio de comunicación con los usuarios. De hecho, la mitad de los participantes en la encuesta (51%) señalan usar las TIC como herramienta de atención a los usuarios y usuarias.

Debemos insistir en que las TIC son las herramientas que, junto a otras, pueden ayudarnos a conseguir los objetivos que nos planteamos y no convertir las TIC en un fin en sí mismo. Como afirma Sera Sánchez (2012), con las TIC debemos ser “nosotros los que llevamos las riendas de la tecnología y no al contrario”.

Pueden ser una importante herramienta a la hora de realizar trabajo colaborativo y fomentar la cooperación entre educadores y educadoras sociales. Éstas nos pueden permitir eliminar las distancias y trabajar en equipo entre profesionales que se encuentran a kilómetros de distancia.

Además, las TIC han supuesto un elemento fundamental en la difusión de la profesión. Cada web son más los educadores y educadoras sociales que las utilizan como herramienta de expresión: se cuentan centenares de blogs y páginas web, perfiles y grupos de debate en redes sociales, así como otras publicaciones digitales.

Es importante que desde la formación inicial de un educador y educadora social se aprendan a utilizar este tipo de herramientas. Además, debido al rápido cambio al que estamos sometidos, a largo del desarrollo profesional se hace igualmente necesario un aprendizaje constante.


Referencias bibliográficas

ANECA (2005). Libro Blanco Título de Grado en Pedagogía y Educación Social. Madrid: ANECA, vol 1.

ASEDES. (2007). Documentos profesionalizadores.5º Congreso Estatal de las Educadoras y Educadores Sociales. Toledo.

CEESCYL (2012). Educación Social y TIC: La red como un espacio más de intervención. Recuperado el 15 de octubre de 2014 de: Enlace    

CEESG (2013). Formación Ceesg: Educación social e TICs: A rede como un espazo máis de intervención. Recuperado el 15 de octubre de 2014 de: Enlace

CGCEES. (2012). II Encuentro Estatal de Profesionales de la Comunicación y de la Educación Social. Recuperado el 10 de octubre de 2014 de: Enlace     

Edusosfera. (2014). Edusofera.com: agregador de blogs de educación social. Recuperado el 15 de octubre de 2014 de: Enlace

Luceño, Raul. ( 2010, 29 de junio).“Lo prometido es deuda”. Educablog.es [Post en un blog] Recuperado de: Enlace

McMillan, James H.; Schumacher, Sally (2005). Investigación educativa: una introducción conceptual (5ª ed.). Madrid: Pearson.

Real Decreto 1420/1991, de 30 de agosto, por el que se establece el título universitario oficial de Diplomado en Educación Social. BOE, (1991).

Sánchez, Sera. (2012). Un verano en la nube. De TIC y Educación social. Revista Quaderns d’Educació Social, nº 14. Barcelona: CEESC.