×

Educación Social y Creatividad. Fundamentación, estrategias de intervención socioeducativa y experiencias desde diferentes lenguajes artísticos

Autoría:

Gemma Cortijo Ruiz, Departamento de Teoría de la Educación. Universitat de València

Palabras clave

Reseña de libro

TÍTULO: Educación Social y Creatividad. Fundamentación, estrategias de intervención socioeducativa y experiencias desde diferentes lenguajes artísticos
AUTORAS: Bellver Moreno, M. y Verde Peleato, I. (coords.)
EDITORIAL: Tirant lo Blanc, València; 402 páginas
AÑO: 2020

 

En un momento histórico caracterizado por la incertidumbre y la vorágine de la información, la sociedad actual está sometida a constantes cambios que reorganizan el statu quo. ¿Cómo afecta este contexto a la Educación Social y a la creatividad? Resulta fundamental que todos, y especialmente, los y las educadoras, desplieguen y cultiven sus capacidades creativas con el objetivo de fomentar el desarrollo de la creatividad en el alumnado, desde la educación primaria hasta la universitaria. Este es el principal objetivo de este libro, además de comprender que la creatividad es un valor en alza para la sociedad, sinónimo de potencial humano y transformación social.

Educación Social y Creatividad, es una obra coordinada por M. Carmen Bellver Moreno e Irene Verde Peleato, profesoras del Departamento de Teoría de la Educación de la Universitat de València, acompañadas por un grupo de otros docentes universitarios y educadores en activo. En ella, se destaca la necesidad de difundir la actitud creativa con el fin de que todo docente sea consciente de la responsabilidad a la hora de alcanzar el desarrollo integral del alumnado. Pero, este nivel de excelencia educativa únicamente se alcanza cuando se comprende que esta destreza se enseña y se aprende, y es así como, se abre las puertas a la aparición de nuevas formas de entender y relacionarse con el mundo, alejadas de la inercia, la repetición y los prejuicios estipulados.

Este es el punto de partida de esta obra, que consigue, a través de 16 capítulos y un enfoque interdisciplinar, reavivar el interés por las actitudes creativas e innovadoras en el mundo de la educación social. Está dividida en dos partes, la primera aporta una exhaustiva fundamentación teórica sobre el significado de la creatividad (capítulos 1-5), mientras que la segunda parte aporta un conjunto de interesantes estrategias y recursos para la puesta en práctica desde diferentes disciplinas educativas (capítulos 6-16). En consecuencia, el resultado es una fundamentación rigurosa, un conjunto de estrategias de intervención socioeducativas de lo más innovadoras y un abanico de experiencias desde diferentes lenguajes artísticos.

En el capítulo uno, se destaca la importancia de adoptar una actitud flexible, resolutiva e imaginativa como hecho imprescindible para potenciar el bienestar personal dentro de la educación superior, donde actualmente no se contempla como debería, por otra parte, en el segundo capítulo, se proponen estrategias concretas dirigidas a la construcción de contextos educativos creativos en la formación superior.

El tercer capítulo, se centra en delimitar el concepto de la creatividad, describir las características que se necesitan para su desarrollo y exponer los ambientes más propicios para conseguirlo, mientas que el cuarto capítulo se encarga de analizar el papel de la familia como elemento clave para generar procesos educativos creativos.

Del quinto capítulo, cabe destacar, la propuesta que se recoge sobre el uso de las artes en el trabajo social ya que la presencia de la Mediación Artística como tal, representa un recurso poderoso a la hora de trabajar en la transformación y el desarrollo social. Hasta aquí el primer bloque de la obra, ya en la segunda parte, el sexto capítulo hace referencia a una propuesta desarrollada en el Grado de Educación Social de la Universitat de València en la que los participantes han realizado diferentes actividades vinculadas al fenómeno educativo Clown, a partir del cual, el humor se utiliza para redescubrir y aumentar nuestras posibilidades de interpretación ante cualquier problema.

En el séptimo de los capítulos, se profundiza acerca del valor intrínseco que acompaña al arte de contar y escuchar cuentos, en todas las etapas educativas, como recurso en la educación social, incluyendo propuestas didácticas concretas que ponen el foco de atención en el fomento de la escucha activa y la empatía. A continuación, el capítulo número ocho, hace alusión a la utilización de los medios visuales y audiovisuales, artes y tecnologías de la información como herramientas indispensables para estimular y potenciar la creatividad con ejemplos de experiencias concretas también desarrolladas.

En los capítulos nueve y diez, se presentan la música, el deporte y las artes plásticas como alternativas metodológicas positivas a la hora de transformar los procesos educativos, haciéndolos más creativos, cada una de ellas con su correspondiente propuesta didáctica y una experiencia vivida con el objetivo de visibilizar estas herramientas.

Por lo que se refiere a los capítulos once y doce, en ellos, se exponen dos nuevos recursos: la danza y el cine. Con el primero, se pretende alentar la acción de expresar y favorecer el crecimiento personal y con el segundo, se reivindica la utilización de estas herramientas con múltiples aplicaciones pedagógicas, ambos capítulos también con experiencias únicas.

Seguidamente los capítulos decimotercero y decimocuarto, además de las experiencias correspondientes, proponen, la fotografía como objeto complejo, de gran accesibilidad, que permite al alumnado captar y analizar la realidad y aprender a producir y codificar información de manera práctica e interactiva, propiciando la pedagogía de la dialéctica y fomentando el debate. Y, por otro lado, se propone el teatro y la puesta en escena para generar el cóctel de conocimientos, actitudes y habilidades básicas para el desarrollo de la creatividad.

En los últimos dos capítulos, se incorpora el uso de las TIC, que incluye un universo de opciones para alimentar las actitudes creativas a través de herramientas colaborativas como lo son las redes sociales o los espacios de almacenamiento. Finalmente, y teniendo en cuenta que, la intervención socioeducioeducativa es compleja, el último capítulo del libro plantea la evaluación creativa como una perspectiva diferente y significativa, complementaria a las prácticas evaluativas habituales, lo que nos permite adaptarnos mejor a la diversidad de las realidades.

Sin duda, esta obra puede considerarse como un referente de utilidad que nos permite reflexionar sobre este determinado desafío educativo. Además, es de interés tanto para profesionales de la educación como para el público en general. Abarca teoría y práctica por lo que se trata de un manual completo y accesible al mismo tiempo que propaga una actitud reflexiva sobre la inclusión de la creatividad en la educación. Se necesita un cambio de perspectiva educativa, una más creativa, y este libro representa una significativa aportación en esta importante tarea.