×

Memoria de un trayecto

Autoría:

Redacción

Palabras clave

Reseña de libro

TÍTULO Memoria de un trayecto
AUTORÍA Hebe Tizio
EDITORIAL Universitat de Barcelona - Quaderns d'Estudi
AÑO 2014

 

Cuando una maestra deja la docencia, es hora de hacer balance. De sus enseñanzas, de su recorrido, de sus aportes.

Hebe Tizio fue referente durante años de la asignatura Análisis de los procesos de exclusión social, en la formación de las educadoras y educadores sociales de la UB.

La reseña de esta pequeña pero entrañable publicación, que recoge su última clase (no sabemos si ella aceptaría el calificativo de magistral) en la Universidad de Barcelona, el 13 de diciembre de 2013, quiere, además de ser un acto de reconocimiento, actuar como acicate en la necesaria visibilización y valoración de su recorrido, personal y educativo.

La presentación de Violeta Núñez, a la que le unió una larga amistad, nos acerca a una personalidad fuerte y comprometida, que sufrió las consecuencias de su coherencia política y social en aquella Argentina convulsa de los 70. Al llegar a Barcelona, tuvimos la suerte de que recalara en la Escola Flor de Maig y desde allí ejerció su magisterio en relación a la Educación Social.

En su última clase Hebe Tizio quiso destacar tres elementos: la autoridad (o la falta de autoridad), el saber y la transferencia.

Sobre la autoridad nos recuerda que,

“La verdadera autoridad no se impone, no se reclama, es verdaderamente frágil porque depende del reconocimiento del otro. Es un reconocimiento que no se puede pedir porque si se hace en ese mismo acto se desautoriza.” (p.9)

Reflexionando sobre el saber, nos dirá,

“El saber se ha desvalorizado, pero de qué saber hablamos? Sin duda que no se trata de la erudición que es autocomplaciente porque simplemente se satisface de la acumulación. Tampoco de la pura doxa de los tertulianos de moda. Es frecuente que el saber se rechace masivamente por un relativismo en el que todo vale. Si todo vale, no hay saber: hay experiencias individuales que no pueden compartirse. Es el individualismo de cada uno a su aire.” (p.12)

Y sobre la transmisión, entre otras cosas y sobre todo desde el análisis de lo que internet ha puesto en juego, nos aportará,

“Lo propio de la transmisión es que no sabemos lo que transmitimos, estoy hablando pero no sé lo que tomará cada uno, tampoco sabemos los tiempos del usufructo ya que se puede hacer un click años más tarde. Así no hay transmisión vertical, es un fantasma autoritario, ya que sus efectos son inconmensurables y el destino de lo que se hace con lo que se expone lo decide el oyente. (p.10)

Os animamos a leer todas sus palabras y a seguir reflexionando con ellas, como a ella le gustaba hacer.

Podéis descargar la publicación en el siguiente enlace